Conoce la leyenda del solitario pájaro Toh – Casa Boutique Hokhmah

Casa Boutique Hokhmah

Un lugar en medio de la selva en donde quieres estar.

     

Se necesita mucha experiencia y años de conocimiento para encontrar los cenotes en la Riviera Maya.

Arqueólogos de todo el mundo se adentran en las selvas con la esperanza de encontrar uno, algunos aventureros expertos aseguran conocer los secretos que los llevan directamente a estos lugares sagrados, los habitantes de la península cuentan con que son guiados por los silbidos de los aluxes pero sobre todo por un pájaro con una cola muy singular que mueve a manera de péndulo y un plumaje brillante que refleja los rayos del sol, llamado este pájaro Toh.

Se le llama pájaro Toh por su inconfundible canto, es precioso, es en los cenotes donde se refugia esta ave anidando en la roca caliza y alimentándose de insectos y lagartijas, aunque no siempre fue así, pues también dicen que este pájaro Toh en algún momento no hacia ni el mas mínimo esfuerzo por cazar su propio alimento.

La leyenda se remonta a muchos siglos antes de la llega de los españoles cuando el pájaro Toh una de las aves mas reales entre los mayas con una larga y delicada cola con muchos colores, casi tan majestuosa como el mismo rey, era tan admirado por las demás aves, por eso es que se vuelve tan orgulloso y arrogante frente a todos los demás.

Acostumbrado a pasar todo el día con las demás aves reales en las profundidades de la selva, el pájaro Toh no hace mas que contar historias y comer insectos y lagartijas que le llevan otras aves para que su bello plumaje no se maltrate al hacer algún trabajo pesado.

De pronto un día negras nubes aparecen en el cielo presagiando la terrible tormenta, entonces las aves del reino maya convocan a una reunión de emergencia para asignar tareas especificas a cada una de las especies y así protegerse unos a otros. El pájaro carpintero, el tucán, los pelícanos y guacamayos se dedican a cortar ramas para hacer un refugio, va la chachalaca y el pavo del monte llevando las ramas mas pesadas y los pajaritos mas pequeños como los cuervos y las oropendulas se encargan de juntar pasto y plantas para cubrir el refugio, otras aves recolectan frutos y semillas para alimentarse, las demás se dedican a alertar a los otros animales de la selva y todos los comandados por el zopilote rey hacen un trabajo inmenso para estar preparados cuando la tormenta inicie.

El único del reino animal que no quiere ayudar nada es el pájaro Toh, quien dice que su aristocracia no le permite rebajarse al esfuerzo de un obrero, sin embargo las demás aves le ruegan que coopere o correrán un gran peligro cuando la lluvia y los vientos azoten la selva, así que sin opciones y bastante indignado el pájaro Toh ocupa su lugar entre los constructores, no pasan muchos minutos cuando este pájaro orgulloso y delicado comienza a sentirse cansado y sudoroso, por lo que aprovecha un descuido de los demás y se escapa ocultándose entre los arbustos cercanos hasta que encuentra un lugar mejor entre las grietas de una pared rocosa y una vez dentro del agujero el pájaro Toh se acurruca y se duerme convencido de que nadie lo va a encontrar, pero no se da cuenta que su larga cola cuelga fuera del escondite.

Horas mas tarde el pájaro Toh se despierta con el canto de sus amigas las aves, celebrando que la tormenta pasó sin hacer mucho daño y todos se encuentran bien, así que el astuto pájaro Toh sale del agujero y vuelta hasta el refugio que sin ninguna pena pregunta a los demás si no están cansados como el después de tan arduo trabajo que realizaron.

Las demás aves confirman que están exhaustas pero afirman que tanto trabajo fue necesario para salvar la selva y a sus habitantes lo que pudo convertirse en una gran tragedia y en ese momento las demás, todas reales, llaman al pájaro Toh y juntas vuelan a su árbol preferido, como siempre el pájaro Toh se posa en la rama mas alta encima del grupo para que todos puedan admirar su hermosa cola pero de repente como en la vida, una de las aves comienza a reír señalando la cola del pájaro Tho, poco a poco las otras hacen lo mismo riendo a carcajadas y diciéndole como es posible, tu cola esta esta espantosa, seguramente se daño con todo el trabajo tan fuerte que dices que hiciste.

El pájaro Toh piensa que le están haciendo una broma, pero es tanta la risa de las aves que vuela hasta el estanque en el que se mira y ve solo 2 varas desnudas colgando que terminan con un pequeño conjunto de plumas, como 2 flechas, horrorizado se da cuenta de lo ocurrido y su cola al quedar fuera del escondite la tormenta la destroza completamente.

El engreído pájaro Toh no puede soportar la humillación ni de sus amigas ni que nadie supiera la verdad de su flojera y que no hizo nada, fue mas el orgullo que se fue volando a la parte mas inaccesible de la selva ahí en los cenotes sagrados.

Escrito por Emilio el 14/08/2019 Categorías: Aventuras

Bienvenido a Hokhmah, deja tu contacto y te contactamos pronto.
Open chat